miércoles, noviembre 05, 2008

Resistencia artistica: magdalenas por elcauca


Magdalenas por el Cauca , procesión que se realizó este domingo para que el río no sea un cementerio
http://www.eltiempo .com/colombia/ ejecafetero/ magdalenas- por-el-cauca- procesion- que-se-realizo- este-domingo- para-que- el-rio-no- sea-un-cementeri o_4638929- 1

Foto: Ricardo Vejarano / EL TIEMPO
La corriente lenta, troncos flotando, gallinazos y remolinos en los que se atascaron fueron las situaciones que los guías tuvieron que sortear. Una obra, para que el río Cauca no siga siendo instrumento de muerte.

10 balsas con símbolos de las víctimas de la violencia salieron de Cartago (Valle) y llegarán a Beltrán (Risaralda). Es un homenaje a las mujeres que lloran a sus desaparecidos y muertos.
La corriente lenta, troncos flotando, gallinazos y remolinos en los que se atascaron fueron las situaciones que los guías tuvieron que sortear, las mismas condiciones que durante décadas tuvieron los cadáveres de centenares de hombres, mujeres, adutltos y niños arrojados al cauce.
Esta propuesta artística se remonta a 1973, cuando la jornada de pesca al río Cauca que a sus 8 años Gabriel Posada hizo con su papá se trocó en una imagen que desde hace 35 años lo acompaña: semihundidos, arrastrados por la corriente, dos cadáveres con el rostro mitad calavera y mitad piel en descomposición bajaban flotando y amarrados.
Es la misma imagen a la que Jhonatan Arias , de 18, se resiste a acostumbrarse. Desde los 5 años ve flotar cadáveres en el Cauca. "A veces han sido tantos: 15 ó 20 diarios que con los amiguitos mirábamos todo el día el río, y al acostarnos imaginábamos cuántos pasarían de noche", relata.
Posada es un artista plástico que reside en Pereira y Arias un pescador que vive en la vereda Guayabito , a orillas del Cauca, un caserío de unas 80 familias a una hora de Cartago, en el norte del Valle.
Entre los muertos que el pintor grabó en su mente y los que el joven pescador recuerda hay 23 años de diferencia, pero esta propuesta artística los unió y trabajaron juntos en la construcción de 10 balsas que este domingo, Día de los Difuntos, fueron puesta a flote como parte del proyecto 'Magdalenas por el Cauca'.
Es la propuesta ganadora de las Residencias Artísticas, convocadas por el Ministerio de Cultura este año y que llevaron al artista a convivir con los casi 200 habitantes de Guayabito y recorrer otras poblaciones ribereñas del río, como La Carbonera, en el corregimiento Caimalito, de Pereira, y Beltrán, en Marsella (Risaralda), donde por décadas los muertos se han estancado.
Con el proyecto del que se siente parte la comunidad de este caserío el pintor busca exorcisar esos muertos que viven en su mente y hacer conciencia para que el cauce no siga siendo un cementerio y un instrumento de muerte.
Posada agrega que el nombre de Magdalena hace alusión a la mujer que lloró a Jesucristo, el muerto con el que carga la humanidad, y que dio origen a la popular frase 'llora más que una Magdalena', pero ahora simboliza a tantas mujeres en duelo por sus padres, hermanos, esposos, allegados y amantes.
La tutora del proyecto, la también artista Yorlady Ruiz López, precisa que "se eligió el 2 de noviembre, por ser el día que los católicos celebran el Día de las Ánimas o de los Difuntos. Es el homenaje para tantas mujeres que continúan llorando a sus desaparecidos y preguntando por ellos a lo largo de las poblaciones asentadas a lado y lado de los ríos colombianos".
Afirma que ejemplo de ello son también las mujeres de Soacha (Cundinamarca) reclamando por sus parientes.
Seis de las balsas llevan pinturas de cinco metros de alto y tres de ancho, con marcos y soportes en guadua y las imágenes en estopas (costales) en fibra sintética. "Muchos de los muertos bajan encostalados y por este material", dice el artista. Las otras cuatro son instalaciones.
Una de las pinturas se relaciona con el rostro de una mujer de Trujillo (Valle) que lleva una foto de su hijo. "Los colombianos nos acostumbramos a ver decenas de personas con su allegado, por el que indaga, grabado en el pecho. En los postes, árboles, tiendas y terminales de los municipios no falta la foto de un desaparecido", manifiesta.
Otra muestra un rostro de mujer y está compuesto por unos 18.000 trozos de tela, a modo de bordado en punto de cruz, una tradición en Cartago. Los tonos van del negro a toda una tonalidad de grises y blancos, simbolizando el luto.
"También hay grabados con fragmentos de brazos, ojos y otras partes del cuerpo, desmembrados, como bajaban muchos muertos. Es sobre lo que se quiere llamar la atención, para no olvidar a los centenares de víctimas, que esto no vuelva a suceder", dice Posada.
Una de las instalaciones hace relación a 'La Llorona', mito en Colombia que alude a una mujer que recorre los ríos clamando por su hijo. "No se sabe cuánto tiene este mito, pero la violencia nuestra tiene dos décadas, 50 años de conflicto partidista, 500 años de Conquista", enfatiza el pintor.
Otra es una cruz con numerosas prendas recogidas en las orillas del Cauca. Ellas permitían reconocer los dolientes asesinados.
Una más llevará carne en descomposició n que posiblemente atraerá gallinazos, que acompañan las víctimas. Una relación de muerte y un paisaje que no se quiere que se repita en los ríos colombianos y para que el Cauca no sea más un instrumento de muerte. Como los 400 NN que reposan en el cementerio de Marsella.
Arte efímero
La exposición saldrá a las 9:00 de la mañana desde el puente de Anacaro, en Cartago, con un guía en cada balsa. Se trata de arte efímero, destinado a durar poco, y que en esta propuesta involucra la naturaleza. La procesión será grabada en video.
Avanzará por el río hasta llegar, unas 3 horas después, a La virginia (Risaralda). A partir de ese punto se dejará que sigan a la deriva, aún cuando Posada y otros artistas y gente de la comunidad las seguirá en carritos sobre los rieles de la antigua vía del ferrocarril.
Se espera que lleguen a Beltrán, corregimiento del municipio de Marsella, donde por décadas han sido rescatados cadáveres de toda la violencia del Valle y Risaralda. Al Cauca han ido a parar también muertos del conflicto en Antioquia, Caldas y Bolívar, que cruza el cauce.
Después de nacer en el Macizo Colombiano, en el Cauca , el río cruza seis departamentos en un recorrido de 1.250 kilómetros , antes de rendir sus aguas a la depresión mompoxina en la que también cae el río Magdalena.
Además de los muertos, el río sufre graves problemas de contaminación por aguas residuales e industriales.

IVÁN NOGUERA CORRESPONSAL





Invite your mail contacts to join your friends list with Windows Live Spaces. It's easy! Try it!

2 comentarios:

  1. Excelente el comentario, te invito a ver este en http://magdalenasporelcauca.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Lo de "resistencia artística" (suena mucho a las Farc) es a propósito o mas bien trataste de escribir "RESIDENCIA ARTISTICA"

    ResponderEliminar

Comparte tus ideas