domingo, enero 18, 2009

Atender las necesidades de las supervivientes


 

La violencia sexual durante la guerra crea dificultades de muchos tipos para las supervivientes. Tienen necesidades médicas, sobre todo de cirugía reconstructiva y pueden necesitar tratamiento contra el VIH/SIDA; quieren justicia y necesitan ayuda psicológica para sanar del trauma y de las heridas emocionales que les dejó la agresión y muchas necesitan ayuda financiera y apoyo para poder reintegrarse a la comunidad.
La vergüenza y el estigma de la violación pública puede obligar a veces a una superviviente de violación y a su familia a huir de su comunidad, a abandonar tierras, propiedades y recursos. Esto suele empobrecer más a las mujeres y las hace más vulnerables a nuevos abusos, por lo que ella y sus familias necesitan ayuda financiera para poder sostenerse sobre sus propios pies.

Las mujeres y sus familias quedan también con un trauma psicológico que perdura. Es triste que casi siempre queden pocos asesores y psicólogos calificados trabajando en esas zonas, ya que la guerra, por regla general, destruye la infraestructura misma que se necesita para ayudar a esas mujeres. Los centros de salud carecen de recursos y de personal calificado.

Vencer esas dificultades requiere dinero y recursos que la mayoría de los países que salen de conflictos no tienen. Las cirugías que necesitan las supervivientes requieren equipo costoso y personal calificado. La formación de personal médico y de orientadores requiere recursos financieros y logísticos. Los medicamentos, sobre todo para el tratamiento del VIH, son costosos y casi no se encuentran. Esto hace que hospitales como el de Panzi dependan de las donaciones y de la dedicación del personal.

Jeanne Ward, investigadora de un consorcio establecido entre organismos de las Naciones Unidas y las ONG que estudia la violencia sexual, dice que hasta el momento, la respuesta mundial a las pruebas cada vez más numerosas de la violación masiva en un conflicto ha sido, en lo fundamental, impotencia y horror. La investigadora reta a quienes tienen recursos para que se pregunten: "¿Cómo puede suceder esto?" y empiecen a pensar en cómo buscar una solución. "Tenemos suficientes pruebas de todo el mundo que afirman que la violación será un componente de todos los conflictos", dice. "No necesitamos más pruebas de que esto es así. Necesitamos más apoyo para crear programas que le pongan freno".

Si necesita más información sobre la violencia sexual contra las mujeres en un conflicto, visite el portal del UNIFEM.
 
 
 http://www.un.org/spanish/preventgenocide/rwanda/sexualviolence.shtml
 
 
 
 
 




Get news, entertainment and everything you care about at Live.com. Check it out!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparte tus ideas