viernes, junio 05, 2009

Mas festival del despanfleto



 

Pacifismo de la mano de los caleños

 Tomado de: http://www.diariooccidente.com.co/modules.php?op=modload&name=News&file=article&sid=65116&topic=126


Seguros de que la violencia no sólo se contrarresta desde la represión, en Cali hay grupos de ciudadanos que promueven la no violencia a través del trabajo social, la pedagogía y la gestión comunitaria.



El Diario Occidente consultó algunas de estas experiencias ciudadanas que se desarrollan en algunos de los sectores más violentos de la ciudad, donde día a día luchan por rescatar a los ciudadanos de la dinámica del conflicto.

 

Doña Ligia (nombre cambiado) llegó de Buenaventura a Cali hace dos años como víctima de la violencia, acompañada de su esposo, 2 hijos y 2 sobrinas. Toda su vida la pasó entre las playas del pacífico y el barrio Lleras en el puerto, de donde tuvo que salir obligada por amenazas de delincuentes que ponían en peligro su vida y la de sus familiares. Cuando llegó a Cali, buscando una forma de sustento había pensado en vender cocadas, después de una capacitación que recibió por parte del movimiento Noviolencia, hoy enseña culinaria y tiene un restaurante de comidas del pacífico.

 

Como este son los casos de seis mujeres desplazadas de Buenaventura, y que conforman la escuela y restaurante gastronómico del Pacífico "De desplazadas a embajadoras", donde enseñan  a caleñas y caleños lo mejores platos típicos de su región, al mismo tiempo que se adaptan a vivir fuera de las tierras que las vieron crecen en el distrito de Buenaventura. "Las mujeres desplazadas que hoy se encuentran en Cali están unidas y son embajadoras del sabor porque son desplazadas, pero no les han quitado sus saberes" dijo Adalgiza Charria, líder del movimiento no violencia.

 

 

El despanfleto de la ciudad

 

El colectivo de Noviolencia – Nodo Cali, un grupo comunitario independiente, avanza con la campaña contra los panfletos que hace algunos días  atemorizaron a toda la ciudad. Con este programa envían un mensaje a quienes consumen o comercian drogas, a quienes roban, ejercen prostitución, a quienes no nos gustan como vecinos y dan mal ejemplo a niños y niñas, y que diariamente limitan la convivencia.

 

"La comunidad debe entender que no se trabaja en contra de la violencia, sino que impulsamos lógicas de no violencia, un concepto que valida la vida a pesar de tantos enfrentamientos. En el caso de los panfletos, es una gran campaña social para despanfletizar la ciudad, porque en contra de estas amenazas ya está la ley. Este es un grupo que hace visibilización de este problema y de alguna manera apoyamos las actividades socio culturales que también impulsan la no violencia", afirmó Carlos Alfonso Castaño, líder del colectivo.

 

El despanfleto se convirtió en un gran festival, realizado el pasado 30 de mayo, en donde se contó con la participación de jóvenes de distintas comunidades, entre ellos el grupo de la defensoría juvenil del Distrito de Aguablanca, que incentivo a que se haga otro encuentro en este sector de la ciudad, donde los panfletos y el cumplimiento de estas amenazas son un problema que ya hace parte de la cotidianidad.

 

Caleñas con ideales "pazifistas"

Las mujeres dan ejemplo de trabajo por la no violencia y conforman el colectivo de Mujeres Pazifistas, que desde hace más de 30 años agrupa a mujeres y organizaciones del mundo en torno a expresiones de protesta por situaciones políticas o culturales que atentan contra la vida. Es una asociación que se dedica a promover la participación de las mujeres en espacios de paz, por lo que enseña cursos de formación para estos temas, además, enseñan a erradicar la violencia contra las mujeres y constantemente adelanta campañas por los derechos de las mismas.

 

"Este colectivo y el programa Escuela de Mujeres Pazifistas promueven  la no violencia y la construcción de métodos pacíficos para la resolución de conflictos y tratamos temas como las mujeres en medio de la guerra. Lo que buscamos es coordinar, impulsar y participar en actividades de construcción y formulación de políticas de paz, con una perspectiva de género". Explica Julieth Tamayo, líder el grupo.

 

Biblioteca del ghetto

 

Biblioghetto es un programa realizado por un grupo de jóvenes de Petecuy que está trabajando por la recuperación del tejido socio-cultural del barrio, y que decidió conformar este grupo para realizar talleres de lectura en las zonas marginales, olvidadas y estigmatizadas, que además presentan frecuentes hechos de violencia.


El plan va dirigido a niños, jóvenes, adultos y ancianos que con una estrategia pedagógica ven en la lectura y la escritura un modo de alejarse de los problemas, de las pandillas y enfrentamientos dentro y fuera de sus hogares.




COMENTARIOS
 
Anonymous FALTÓ QUE RESALTARAN LOS NOMBRES DE LOS GRUPOS PARTICIPANTES

Anonymous ESTAREMOS PROMOVIENDO OTRO FESTIVAL DEL DESPANFLETO EN DECEPAZ








Get news, entertainment and everything you care about at Live.com. Check it out!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparte tus ideas