lunes, febrero 01, 2010

Feminista con burka


Mercedes a 25 Enero 2010 a las 12:26




Así me definió hace unos días un compañero de televisión con quien trabajo. Sé que lo hizo con buena intención y admito que así me pueda estar viendo pero en ese instante decidí que escribiría sobre ello.
Estas últimas semanas de Gran Hermano están siendo muy intensas y, por lo que observo, o no me sé explicar bien o voy a necesitar volver a ponerme el uniforme de feminista que ya estaba medio guardado en el armario.

No entiendo que el comportamiento de un concursante de esta edición de GH11 pueda ser aceptable para las mujeres; no lo entiendo. No entro a juzgar lo que este chico sea o haya sido en sus 33 años de vida; juzgo y valoro lo que de él he visto y oído en Guadalix, en esa casa transparente que nos permite observar por el ojo de la cerradura.

No puedo entender que siga siendo necesario decir que tan sólo por ser mujer una debería ser feminista, que el feminismo ha sido la más valiente acción para sacar a las mujeres del agujero negro donde nos habían metido los hombres durante siglos.

No puedo entender que siga siendo aceptable, incluso atractivo, un hombre que trata tan mal a las mujeres.
Me alineo con Stieg Larsson y tomo prestado el título de uno de los tres tomos de su maravilloso ‘Millenium’ para repetir que esa conducta repugnante no puede ser considerada normal porque no es normal.
La igualdad entre hombre y mujer es imprescindible; esa igualdad que estamos lejos de conseguir pero a la que nos acercamos en muchos lugares, debemos vigilarla cuidadosamente.

No puedo aceptar, porque me repugna, el abuso de un ser humano sobre otro, el desprecio verbal y fisico, el insulto machista. Si para evitarlo o denunciarlo tengo que volver a sacar el uniforme del feminismo del armario, me lo pondré todas las veces que sea necesario aún a riesgo de que un querido compañero me diga que “tenga cuidado con lo que estoy haciendo porque daño mi imagen (?????) y paso a ser una feminista con burka”.

Por lo menos que le quede claro que jamás con burka y para siempre, feminista.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparte tus ideas