sábado, enero 02, 2010

Intoxicadas 42 personas con natilla llena de pesticida



No sabes lo aterrada que estoy, es completamente inconcebible ¿cómo es posible que alguien haga esto? Ojalá descubran quienes lo hicieron para que los metan a la cárcel. Lo siento muchísimo. He llorado tanto... Qué triste.


Cali 

Redacción de El País 



Emergencia. La mayoría de los afectados fueron atendidos en el Hospital Universitario del Valle, que tuvo que activar un plan especial para enfrentar la situación.
Geovanny Gutiérrez / El País

El alimento envenenado fue repartido en El Calvario. Un hombre murió. Ocho siguen en el hospital.

Los recicladores y habitantes del El Calvario ahora dicen que prefieren morirse de hambre. No es para menos. El pasado 31 de diciembre, a las 5:30 p.m., un hombre en una camioneta blanca le regaló a Juan Carlos, un reciclador de basura, una caja con buñuelos y natilla, pero al parecer esta última estaba contaminada con pesticida y vidrio molido, lo que ocasionó la muerte a una persona e intoxicó a 42 más.

El regalo no sorprendió a nadie ni tuvo nada de extraño, ya que cada año y por estas época, mucha gente "de buen corazón" reparte comida y ropa en éste, uno de los sitios más deprimidos de la ciudad.

Por eso, Juan Carlos no tuvo reparos de ir a regalar la comida y convocó a un númeroso grupo de amigos recicladores a la esquina de la Carrera 10 con Calle 14.

A esa hora, muchos en este sector no habían probado un bocado de comida, por lo todos se abalanzaron a la caja llena de natilla y buñuelos.

"Y de un momento a otro nos empezó a doler la barriga. Yo sí sentía que esa natilla no sabía a bueno... Otros vomitaban y otros se tiraron al suelo a gritar", cuenta Alexánder Gamboa, un reciclador que ayer apenas se recuperaba de la intoxicación.

Ante el panorama, varias patrullas de la estación de Policía de Fray Damián acudieron al lugar para llevar a los enfermos al Hospital San Juan de Dios, que recibió a los 42 afectados.

Huberney Correa, jefe de urgencias del hospital, reiteró que primero llegó un hombre en muy mal estado con síntomas de intoxicación y luego "fue una avalancha de personas en muy malas condiciones".

Los más graves, un total de 18 pacientes, fueron trasladados al HUV, en donde murió uno de los afectados.


La Policía hizo un llamado a la ciudadanía para que informe cualquier situación anómala a la línea de emergencia 123 o cualquier estación de Policía. "Este fue un acto premeditado y duele mucho porque se aprovechan del hambre para hacer daño. A los habitantes de la calle les pido que se fijen quién les da comida y a los que hicieron esto, les pido que sean tolerantes , pues con este acto pudieron morir muchos niños". José González, de la Arquidiócesis de Cali, que lleva comida y ropa al sector. Los primeros síntomas que tuvieron las personas afectadas por la intoxicación de la natilla fue deterioro de la conciencia, visión borrosa y calambres musculares.
Entre esos pacientes graves, también figuró una mujer de 35 años en estado de embarazo, un menor de 3 años y dos más de 12 y 14 años.

Hasta anoche y según el reporte del HUV, uno de los pacientes estaba en cuidados intensivos, dos en cuidado intermedio y seis en observación. Otro de los pacientes fue trasladado a la unidad de cuidados intensivos de una clínica en Palmira. El resto fueron dados de alta porque evolucionaron bien al tratamiento.

Pesticida en la natilla

Según los primeros análisis realizados hechos por el toxicólogo Maurix Rojas, director de la Unidad de Toxicología del HUV, la natilla que fue regalada a los habitantes de El Calvario al parecer contiene un pesticida (del grupo de los órganos fosforados) utilizado en el campo para matar insectos.

"Esta sustancia tiene una toxicidad de grado uno, significa que es extremadamente tóxico con bajas cantidades y se pueden presentar cuadros desde leves hasta la muerte", explicó el médico Rojas.

A la vez, afirmó que la natilla también contenía vidrio molido.

A su turno, el médico Laureano Quintero, jefe de la Unidad de Trauma del HUV, calificó la situación de "absurda" y relató que se vivieron momentos de tensión en la entidad hospitalaria tras la llegada de los pacientes intoxicados más los heridos por la fiestas de fin de año.

"Nos tocó activar un plan de emergencia especial frente a intoxicaciones masivas con el médico Rojas. También tuvimos que tener médicos, enfermeros y camillas adicionales", explicó Quintero.

El secretario de Salud de Cali, Alejandro Varela, también rechazó la situación que la que, reconoció, hubo claramente un acción malintencionada.

Afirmó que las muestras de alimento fueron remitidas al Instituto Nacional de Salud. "El tipo de sustancia causante de la emergencia fue identificada y tratada clínicamente y será objeto de investigación", dijo Varela, quien agregó que tras las emergencia se pusieron a disposición 20 ambulancias y la Red Hospitalaria aportó 1.000 ampollas de atropina para revertir los efectos de la intoxicación.

El general Miguel Ángel Bojacá, comandante de la Policía Metropolitana de Cali, indicó que también se iniciaron las investigaciones para dar con los responsables de la intoxicación. "Estamos recopilando testimonios para identificar a la persona que entregó los alimentos y se tiene en cadena de custodia unos elementos hacer pruebas", explicó Bojacá.

De todas formas, en El Calvario muchos habitantes indicaron que no es la primera que regalan comida en mal estado.

Olga Lucía Sinisterra contó que el año pasado un taxista llegó al sector a regalar tortas de chocolate y al partirlas en porciones pudieron ver que contenía pedazos de vidrio. "Es injusto que nos hagan esto. No sé por qué nos quieren matar", dijo la mujer, quien tiene un sobrino hospitalizado en el HUV.

También muchos amigos de Juan Carlos, quien recibió la natilla y ahora está desaparecido, le hicieron un llamado para que diga quién fue el hombre que quiso matar a los habitantes de El Calvario. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparte tus ideas