viernes, mayo 22, 2015

Magdalena y las declaraciones de Monseñor Córdoba

Amigas le enviamos este documento para ver si lo pueden publicar, Lo reenvía Alba Estela 

Gracias

Vicky


Las mujeres pertenecientes al Círculo de Espiritualidad María de Magdala y la Sororidad Semilla de Mostaza, de Cali-Colombia, repudiamos las declaraciones del Obispo Juan Vicente Córdoba en un Foro con la comunidad LGBTI realizado en la Universidad de los Andes el 14 de mayo de 2015, y reivindicamos a María de Magdala y con ella a todas las mujeres y a las comunidades cristinas de  las Iglesias presentes en Colombia  a quienes este religioso ofendió y faltó al respeto.

 

María Magdalena y las declaraciones de Monseñor Córdoba

Por Carmiña Navia Velasco

Aunque ya el obispo dijo que sus declaraciones no fueron afortunadas, si vale la pena dejar claro en el contexto de esta discusión que hace ya rato (mediados del siglo XX), la iglesia reconoció que la identificación de María de Magdala –seguidora del Maestro de Nazareth y primera testigo de la resurrección con una prostituta era una equivocación histórica.-  Un error basado  en la confusión (involuntaria, ¿o no?) de una pecadora que lava los pies de Jesús en el capítulo XIII del evangelio de Marcos. Más allá del mal gusto de las declaraciones de Monseñor Córdoba, es necesario superar una injusticia histórica contra la memoria de esta líder eclesial.

No hay en los evangelios ni en ninguna parte de las escrituras cristianas el menor rastro de información que permita pensar que esta mujer fue una prostituta arrepentida.  Por el contrario, tanto en los textos canónicos como en los no-canónicos  hay claras muestras de que se trataba de una mujer autónoma, independiente, que poseía medios de vida y que entregó sus días y su amor a la causa de Jesús. Esta equivocación histórica, data del siglo IV, no de antes. Y todo el imaginario pictórico se encargó de perpetuar esta arbitrariedad y mentira.

El concilio Vaticano II, corrige este error y cambia la lectura evangélica asignada a la celebración de su fiesta.  Nos parece que ya es tiempo de que los sacerdotes  y las parroquias dejen atrás este error y resitúen esta figura en el lugar que realmente le corresponde.

Por ello pedimos difundir esta rectificación y dar a conocer otros puntos de vista arraigados en la investigación histórica seria.

Santiago de Cali, 15 de Mayo de 2015

CÍRCULO DE ESPIRITUALIDAD  MARÍA DE MAGDALA

Carmiña Navia Velasco y compañeras

 

SORORIDAD SEMILLA DE MOSTAZA

Albastella Barreto Caro y compañeras


 _._,_.___

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparte tus ideas