viernes, octubre 14, 2011

Realidades y problemas del aborto en Colombia


Autorizo ya difusión y publicación del artículo que envío por cualquier medio: listas, blogas, medios impresos, lo que quieran.
Abrazos,
Carmiña

Realidades y problemas del aborto en Colombia


El día 13 de Octubre de 2011, la comisión del Senado colombiano, encargada de realizar la discusión, archivó el proyecto que intentaba echar para atrás la aprobación del aborto en el país en los tres casos en los que se permite: violación, riesgo de la vida materna y  malformación del feto. La lucha por conseguir esta legislación vigente no fue fácil. A las mujeres en esta sociedad patriarcal no se les ha regalado nunca nada. Pues bien, nada más realizar la votación que archivaba el proyecto el presidente del partido conservador, anunció su intención de llevar a referendo la anulación de la ley vigente y lograr de nuevo en el país, la catalogación del aborto como delito en cualquier caso. Para su pretensión es claro que cuenta con el apoyo del actual procurador y de las jerarquías de la iglesia católica.

Hay tantas cosas tan absurdas en esta pretensión! La primera de ellas: Un conjunto de hombre, de varones… discutiendo una ley, una norma y una realidad que sólo afecta a las mujeres. Y por qué las afecta solo a ellas ? Porque en este país y sociedad de la paternidad irresponsable, jamás los varones, sean violadores, novios, curas, patronos, aventuras de una noche… se hacen responsables de su parte en el embarazo. Y las mujeres deben cargar con las consecuencias de un embarazo, deseado o no, oportuno o no, viable o no… Por qué los varones discuten y deciden sobre una situación que solo afecta a las mujeres ? Qué saben ellos de su angustia, de sus posibilidades reales, de su amor y respeto por la vida ? de su vivencia de la Divinidad ?

Los varones no pueden juzgar, ni determinar sobre el destino de una mujer y su posible futuro hijo, porque ellos no van a responder. ni tan siquiera a acompañar: la falta de dinero, de compañía, de apoyo… las posibles infecciones, condenas, desesperaciones… de las mujeres que en medio del dolor deciden interrumpir su embarazo. Los varones no pueden determinar sobre algo que no los afecta a ellos, ni a sus cuerpos, ni a sus identidades, ni a sus vidas… ni tampoco a sus economías, porque Colombia es un país en el que quien responde por los hijos e hijas mayoritariamente en la mujer.

Y hay algo que es más grave todavía, desde la pretendida ética que quieren defender: Por qué estos varones que se rasgan el saco y la corbata ante los irrespetos a la vida, ante el crimen que supone el aborto… no se preocupan para  nada, no proponen ni leyes, ni referendos… ante las vidas que se pierden diariamente en el país por falta de alimento, de comida de plata… por falta de salud, de vivienda adecuada… por la simple y llana escasez económica o injusticia que permite que una parte del a población navegue en la abundancia, mientras otra carezca de lo mínimo ¿?

Alguno de esos varones me puede responder a mis interrogantes ? Por qué no se recogen firmas en las parroquias para dar de comer a los hambrientos, para vestir a los desnudos, para acoger los peregrinos ?

Poca credibilidad y ningún derecho tienen estos señores… sin embargo ya sabemos que ante el cautiverio de las conciencias y el dinero necesario para ello, pueden conseguir firmas y llevar adelante su referendo. Se hace necesaria la unión valiente y pronta de las mujeres del Colombia para frenar a tiempo esta amenaza.


Carmiña Navia Velasco (Teóloga Católica)
Cali, Octubre de 2011


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparte tus ideas