sábado, octubre 08, 2011

tres mujeres nobel de paz 2011




De izquiierda a derecha: Tawakkul Karman, Ellen Johnson-Sirleaf y Leymah Gbowee.
Foto: AFP
Son la activista Tawakkul Karman, la presidenta de Liberia Ellen Johnson-Sirleaf y Leymah Gbowee.

Tres mujeres que han defendido los derechos y el fin de la violencia en Liberia y Yemen -entre ellas la presidenta liberiana, Ellen Johnson-Sirleaf- ganaron el viernes el premio


Nobel de la Paz, informó el comité noruego responsable del premio.  El jurado destacó en su argumentación su "lucha no violenta por la seguridad de las mujeres y por los derechos de las mujeres para participar plenamente en las tareas de pacificación".
Además, subrayó que no se puede alcanzar "la democracia y una paz duradera en el mundo hasta que las mujeres no obtengan las mismas oportunidades que los hombres para influir en el desarrollo social a todos los niveles".


La liberiana Leymah Gbowee, quien movilizó a las mujeres de su país contra la guerra civil -que incluyó organizar una 'huelga de sexo'- y la activista Tawakkul Karman, que ha trabajado en Yemen, comparten el premió valorado en 1,5 millones de dólares con Johnson-Sirleaf, que el jueves se presenta para un segundo mandato como presidenta. 


'No podemos lograr democracia y paz duradera en el mundo a menos que las mujeres obtengan las mismas oportunidades que los hombres e influyan en el desarrollo a todos los niveles de la sociedad', dijo a periodistas el presidente del comité, Thorbjoern Jagland.


'El Premio Nobel de la Paz de 2011 será dividido en tres partes iguales entre Ellen Johnson-Sirleaf, Leymah Gbowee y Tawakkul Karman por su lucha no violenta por la seguridad de las mujeres y los derechos de las mujeres a participar en las labores para construir la paz'.  Johnson-Sirleaf, de 72 años, es la primera africana que es elegida presidenta libremente.


Gbowee movilizó y organizó a las mujeres superando divisiones étnicas y religiosas para poner fin a la guerra en Liberia y asegurar la participación femenina en las elecciones.  El comité añadió: 'En las circunstancias más difíciles, antes y durante la 'primavera árabe', Tawakkul Karman ha desempeñado un papel destacado en la lucha por los derechos de las mujeres, la democracia y la paz en Yemen'.


El Comité Noruego del Nobel espera que el premio a Ellen Johnson-Sirleaf, Leymah Gbowee y Tawakkul Karman ayude a poner fin a la represión de las mujeres en muchos países, y para que se den cuenta del gran potencial para la democracia y la paz que pueden representar las mujeres.


Tawakkul Karman dijo el viernes que el premio era una victoria para los activistas prodemocráticos yemeníes y que no los abandonaría hasta que hubieran obtenido todos los derechos en un 'Yemen moderno y democrático.' 


Hablando por teléfono desde Monrovia, el hijo de Johnson-Sirleaf, James, dijo a Reuters: 'Estoy muy emocionado. Es una gran noticia y tenemos que celebrar'.
Tawakul Karman, la activista que desafió al presidente yemení /perfil
Por: EFE | 7:09 a.m. | 07 de Octubre del 2011
La yemení Tawakul Karman se alzó hoy con el Premio Nobel de la Paz por su activismo político.

Ese mismo que durante años le llevó a defender los derechos humanos en su país hasta convertirse ahora en un icono de la oposición contra el régimen. Desde su tienda de campaña en la plaza de Al Taguir (Cambio) en Saná, a Karman no le sobra tiempo en su protesta diaria contra el presidente del Yemen, Ali Abdalá Saleh, ya que no deja de contestar las llamadas telefónicas, y saludar a los transeúntes y jefes tribales que se le acercan.
Antes de que la oposición a Saleh iniciase la revuelta en la que el Yemen se halla inmerso desde el pasado 29 de enero, esta mujer nacida en 1979 ya era conocida por organizar manifestaciones y acampadas contra el gobierno desde 2007.
Casada y con tres hijos, Karman coordina el llamado Consejo de los Jóvenes de la Revolución Árabe y es presidenta de la organización "Mujeres periodistas sin cadenas", que creó en 2005.
"Soy una ciudadana del mundo, la tierra es mi patria y la humanidad es mi nación", escribe Karman en el perfil de su página de Facebook, que utiliza, al igual que otros sitios web, para difundir su lucha por las libertades y los derechos.
Cabeza visible del movimiento opositor, fue arrestada incluso antes de que estallaran las protestas, el pasado 24 de enero, pero poco después fue liberada y en seguida volvió a la carga contra el régimen.
Tanto es así que el 29 de enero ya participó en una nueva manifestación, impulsó "el Día de la Rabia" del 3 de febrero, similar a los que habían inspirado las revueltas árabes en Egipto y Túnez, y el 17 de marzo volvió a ser detenida. Como si de una premonición se tratara, sus artículos publicados en 2006 y 2007 ya anunciaban el estallido revolucionario en el Yemen, lo que le costó la cárcel. Actualmente son reeditados por los diarios partidarios de la revolución y leídos por unos ciudadanos que claman "Saleh, vete a casa".


Karman, que se define ideológicamente como moderada, pertenece al Partido de Reforma Islámica (Al Islah), brazo político del grupo conservador Hermanos Musulmanes y principal fuerza política opositora. La activista viste el tradicional velo islámico o "hiyab" en vez del "niqab" que cubre todo el cuerpo de las musulmanas y que es muy habitual en este país profundamente conservador.
Lo hace para compatibilizarlo con su trabajo de activista social, a pesar de las críticas de los islamistas radicales. Su vocación de periodista ya le puso en 2007 en contra de las autoridades, que se negaron a concederle una licencia de radio y prensa para su organización feminista y no tardó en recibir amenazas de muerte por teléfono.
Hasta ahora, Karman era más conocida en el interior del Yemen que en el exterior, a pesar de que en marzo de 2010 fue galardonada en Nueva York con el Premio Internacional de Mujeres con Valentía. Periodista, activista, luchadora y madre, esta yemení obtiene ahora la máxima distinción mundial en el terreno de la paz en un momento en que la situación en el Yemen parece derivar hacia una conflicto armado. Ella, mientras tanto, sigue confiando en la revolución pacífica.
EFE




'Es un premio para todo el pueblo liberiano': Ellen Johnson Sirleaf
Por: AFP | 7:04 a.m. | 07 de Octubre del 2011
Ella fue una de las tres mujeres laureadas con el Premio Nobel de la Paz 2011.

Y  en declaraciones a medios de comunicación dijo que consideraba que es "un premio para todo el pueblo liberiano". "Estoy muy feliz con este premio que es el resultado de mis años de combate por la paz" en Liberia, país que en 2003 puso fin a 14 años de guerras civiles, dijo Sirleaf en declaraciones a la prensa.
"Este premio es compartido con Leymah (Gbowee), otra liberiana, y es también un premio para todas las mujeres liberianas", agregó Sirleaf.
Por su parte, la yemenita Tawakkol Karman declaró el viernes a la AFP que su premio Nobel de la paz es "una victoria para la revolución" en Yemen, en la que ella tiene un papel primordial.


"Este premio es una victoria para la revolución por el carácter pacífico de esta revolución" contra el régimen presidente Alí Abdalá Saleh, dijo la Nobel de la Paz, entrevistada en la Plaza del Cambio de Saná, donde los opositores al régimen acampan desde febrero.


El Premio Nobel de la Paz 2011 fue atribuido el viernes conjuntamente, por vez primera en la historia, a tres mujeres: dos liberianas, la presidenta Ellen Johnson Sirleaf y la militante Leymah Gbowee, y una yemenita, Tawakkol Karman, primera mujer árabe que recibe el prestigioso galardón.


"La atribución de este premio es también un reconocimiento por la comunidad internacional de nuestra revolución y de su victoria ineluctable", agregó Karman.


En declaraciones a los canales de televisión árabes Al Jazeera y Al Arabiya, Karman dedicó el premio a los militantes de la "Primavera Árabe".


"Se trata de un honor para todos los árabes, los musulmanes y las mujeres. Dedico este premio a todos los militantes de la Primavera Árabe", dijo.


"Estoy muy contenta (...) no me esperaba recibir este premio y ni siquiera sabía que mi candidatura había sido presentada", agregó. Tawakkol Karman, periodista, fue una de las principales dirigentes de las manifestaciones que, en enero pasado, lanzaron la rebelión en Yemen. Madre de tres hijos, estuvo brevemente detenida a fines de enero por su papel en las manifestaciones. En 2005 fue la fundadora de la organización "Mujeres Periodistas sin Cadenas". AFP





http://www.eltiempo.com/mundo/africa/premio-nobel-de-la-paz-2011-_10518044-4





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparte tus ideas