jueves, noviembre 14, 2013

Hay que ver más allá de la minifalda

De la página de la Red Nacional de Mujeres

 
Hay que ver más allá de la minifalda

El análisis de Andrés Jaramillo sobre los hechos que una joven denunció en su establecimiento son mas graves que su alusión al uso de la "Minifalda".

Desde el día de ayer los medios de comunicación y las redes sociales han manifestado indignación por las declaraciones de Andrés Jaramillo, en Blu Radio, frente a la grave denuncia de una agresión sexual en su establecimiento por parte de una joven de 19 años. Sin duda su frase "a qué está jugando una niña que llega en minifalda" fue el detonante de dicha indignación y ha generado una fuerte sanción social. Muchas mujeres víctimas de violencia sexual enfrentan ese tipo de juicios, que en parte provienen de un entorno cercano e incluso del sistema judicial.

Las siguientes expresiones ofrecen explicaciones cuestionables a las denuncias de agresión sexual; si bien el Señor Jaramillo emitió el día de hoy una disculpa pública consideramos importante ver mas allá de su muy comentada alusión a la "minifalda" y observar qué criterio guió su aseveración y qué tanto representa el pensamiento de los colombianos:

1. "Cuánta presión paterna puede haber para que ella se comporte en un momento dado y conscienta una relación sexual y después la llame violación"

2. "Estudiémos que pasa con una niña de 20 años que vive con su familia, que es dejada por su padre a la buena de dios, llega vestida con un sobretodo y debajo de ese sobre todo lleva una minifalda ¿a qué está jugando?"

3. "Después ella para poder excomulgar todos los pecados con el padre, se inventa que la violaron".

4. "Hay procesos muy tenaces en nuestra sociedad donde el pecado está presente, entonces nos toca presentarnos a la autoridad como "no pequé sino que me violentaron".

5. "Hay dominios de padre fortisimos que hacen que un niño se autocastigue". 

Dicho esto llamamos la atención sobre lo que encubre este análisis y el desarrollo que los medios y la sociedad colombiana han dado a esta noticia:

- Hay mayor interés de la opinión en la persona de Andrés Jaramillo y el establecimiento que en la denuncia.

- Se pone en duda la palabra de la jóven agredida.

- Las alusiones a la vestimenta no son meramente anecdóticas, obedecen a un juicio muy común que suele justificar las agresiones sexuales.

- En los comentarios en foros y redes sociales, observamos que no se habla ni cuestiona al agresor, sino al dueño del establecimiento y sus censurables declaraciones.

- Todas las explicaciones de Andrés Jaramillo reiteran que un factor psicológico obligó a hacer la "falsa denuncia", incluso alude al concepto del "autocastigo".

- Pone gran peso de la responsabilidad por la supuesta falsa denuncia, en las presiones parentales hacia los jovenes.

Este tipo de argumentos legitiman los imaginarios machistas y conservadores en los que recae la sociedad para justificar la violencia sexual contra las mujeres por como nos vestimos, comportamos o hablamos, al tiempo que alude a cuestiones de moral para descalificar la veracidad de las denuncias. 

Para la Red Nacional de Mujeres este debate no se puede quedar en las declaraciones de un empresario de la rumba en Bogotá, debe trasladarse a la sociedad colombiana y al desconocimiento que se tiene de una problemática que afecta a miles de mujeres de todas las edades y estratos sociales en el país, y que tiene preocupantes niveles de impunidad y subregistro.

 

Esperamos que la reacción que la opinión publica ha tenido frente al tema, sea ante todo una  exigencia para que la sociedad colombiana no justifique ni acepte un caso más!

Viviana Morales y Susana Mejía

Red Nacional de Mujeres

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparte tus ideas