domingo, junio 20, 2010

Militante del partido de las mamás

¡Oh! Fabiola Lalinde, nuestra inspiradora, nuestra maestra, la mujer que estuvo por más de quince años buscando a su hijo desaparecido. La inspiradora de la Operación sirirí, sin desistir, siempre atenta, siempre en la búsqueda, siempre paciente, siempre allí. Para mí fue un gusto conocerte en Bogotá en el encuentro de Iniciativa de Mujeres por la Paz en el año 2003.

Militante del partido de las mamás


Veinticinco años recorriendo los caminos de la noche y de la niebla en la búsqueda de los desaparecidos, es una experiencia que no se adquiere ni en la mejor universidad del mundo.

A raíz de mi trabajo permanente con familias afectadas y víctimas del conflicto armado que padecemos los colombianos desde hace más de sesenta años, pude constatar que somos las mujeres en general y las madres en particular, quienes en la práctica llevamos la peor parte y las más afectadas por todas las formas de violencia que han ido surgiendo paralelas al conflicto interno.De un día para otro y sin previo aviso, nos convertimos en papá, mamá, amas de casa, empleadas en un trabajo u ocupación remunerada. Investigadoras y, además, dedicarle tiempo a la búsqueda del hijo, del hermano, del padre o del esposo, en el caso concreto, tanto de los hombres como mujeres desaparecidas o víctimas de ejecuciones extrajudiciales. Definitivamente, los hijos son el motor que mueve nuestra existencia, nos llevan a realizar proezas jamás imaginadas. Son nuestra fortaleza espiritual y moral que nos mantiene en pie de lucha por la defensa de sus vidas y de sus derechos. En este transitar, además, conocí de cerca el drama de las madres y familias de los secuestrados: soldados y civiles; de los asesinados en masacres y de los discapacitados por las minas. Sumadas las innumerables fosas comunes con miles de restos humanos sin identificar y el drama de los desplazados que deambulan por las grandes ciudades. Todos, víctimas de los diferentes actores armados: guerrilla, paramilitares, autodefensas, narcotraficantes y, como si fuera poco, se suman miembros del ejército y de otros organismos del Estado responsables de ejecuciones extrajudiciales y otras violaciones de los derechos fundamentales. Por todos los motivos expuestos me declaré del Partido de las Mamás. Duelen profundamente todas las madres y todos los hijos del mundo, víctimas de la barbarie y el exterminio que vienen realizando los señores de la guerra contra los de su misma especie: La especie humana. La deshumanización más aberrante o, más grave aún, el principio del fin de la especie. Como lo he manifestado en otros espacios, estoy convencida de que este mundo no se ha derrumbado porque lo sostiene la débil humanidad de las mujeres.

Fabiola Lalinde, Mayo de 2010.

Madre de Luis Fernando Lalinde, joven detenido y desaparecido por las fuerza pública hace 25 años.

http://www.infogenero.net/sitio/index.php?option=com_content&view=article&id=22:militante-del-partido-de-las-mamas&catid=1:ultimas-noticias

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparte tus ideas